Nuestra Historia

Cuando en 1997 asomaba un fenómeno de concentración de capitales que afectaría la reestructuración del sistema financiero con cierre de plazas tradicionales, ya había nacido una nueva institución: AGINCO, la Mutual del Agro, la Industria y el Comercio de Santa Fe (Mutual AGINCO), que abrió sus puertas en aquellas poblaciones directamente afectadas, cubriendo de esa forma el vacío causado por el alejamiento de su única entidad financiera y atendiendo a necesidades básicas de su gente, como el pago de jubilaciones, impuestos y servicios públicos o privados.

La puesta en marcha del proyecto no fue tarea fácil, pero la voluntad de los fundadores de  AGINCO fue más fuerte: en menos de tres meses se dio apertura a la Casa Central en Rosario de la entidad  y a sus primeras tres sucursales en Alberdi, Bouquet y Luis Palacios.

Misión

Sobre la base de los principios mutualistas y de solidaridad, generamos productos, servicios y prestaciones capaces de promover una mejor calidad de vida para todos los habitantes de su región.

Visión

Queremos ser reconocidos y valorados como una institución que aporta activa y efectivamente al desarrollo integral de las personas y sus comunidades, incluyendo en esta concepción aspectos económicos, sociales y culturales.

Compromiso Social

Con un sentido orientado a la comunidad,  Mutual AGINCO promueve y acompaña el quehacer de la Fundación COINAG, institución que a través de su accionar educativo y cultural materializa los principios de solidaridad, equidad e integración social que constituyen los pilares del Mutualismo, contribuyendo así al bienestar y al desarrollo de las personas.

Mutual Aginco promoviendo infancias felices

Menú
Open chat